Videovigilancia, cómo cumplir con la normativa

¿Tienes cámaras de videovigilancia en tu empresa o quieres instalar una?

Una de las preocupaciones más importantes de las organizaciones y de los ciudadanos respecto a la LOPD es la Videovigilancia.

La imagen de una persona es un dato de carácter personal, por lo que la normativa referente a la videovigilancia está regulada en el Reglamento de Desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, aprobado por el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre y la Instrucción 1/2006 de 8 de noviembre de la Agencia Española de Protección de Datos.

El uso de cámaras de seguridad en las instalaciones de los organismos públicos y de las empresas es muy habitual, y se realiza principalmente por dos motivos:

  • Por garantizar la seguridad de la propia organización, tanto de sus bienes como de los trabajadores.
  • Para comprobar que el trabajador cumple con sus obligaciones laborales.

Ambos motivos son justificados para el uso de las cámaras de videovigilancia en las instalaciones de la empresa, ahora bien, este sistema afecta a la privacidad de las personas, por lo que la videovigilancia debe de cumplir una serie de requisitos que garanticen los derechos de los ciudadanos.

CREACIÓN E INSCRIPCIÓN DEL FICHERO DE VIDEOVIGILANCIA.

Al usar sistemas de videovigilancia hay que crear un fichero y notificarlo a la Agencia Española de Protección de Datos (en el caso de que las cámaras sólo capten imágenes en tiempo real, cómo los circuitos cerrados de televisión, no será necesario la inscripción del fichero).

PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD

La instalación de las cámaras debe de cumplir el principio de proporcionalidad entre la finalidad que se persigue y el tratamiento de los datos.

DEBER DE INFORMACIÓN

Necesidad de instalar carteles que informen de la existencia de las cámaras, así como de facilitar la información del responsable del tratamiento y dónde podemos ejercitar nuestros derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición), en este caso, el ejercicio del derecho de rectificación no se podrá ejercer al tratarse de imágenes.

Los carteles han de instalarse  en todos los accesos de las zonas vigiladas y quedar visibles.

DERECHOS DE LOS CIUDADANOS

La entidad deberá de tener a disposición de las personas que puedan ser grabadas en sus intalaciones, los formularios de los derechos de acceso y cancelación.

LUGAR DE INSTALACIÓN DE LAS CÁMARAS

Si una empresa instala cámaras dentro de la propiedad privada de la organización, no podrá grabar imágenes de la vía pública (el artículo 4.3 de la Instrucción 1/2006 dispone que las cámaras instaladas en espacios privados no podrán obtener imágenes de espacios públicos salvo que resulte imprescindible para la finalidad de vigilancia que se pretende, o resulte imposible evitarlo por razón de la ubicación de aquéllas. En todo caso, deberá evitarse cualquier tratamiento de datos innecesario para la finalidad perseguida).

La grabación de imágenes en la vía pública con fines de seguridad viene regulada por la Ley Orgánica 4/1997 de 4 de agosto por la que se regula la utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en lugares públicos, y se encuentra reservada a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

CONTRATO DE ENCARGADO DEL TRATAMIENTO

En el caso de que las cámaras las instale un tercero con acceso a las imágenes, esté tendrá la consideración de encargado del tratamiento. En este caso, habrá que celebrar un contrato entre la empresa, como responsable del fichero, y el tercero como encargado del tratamiento.

GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE LAS IMÁGENES

El responsable de instalar las cámaras, debe de adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las imágenes y evitar tratamientos o accesos no autorizados, pérdida o alteración de las mismas.

PLAZO DE CONSERVACIÓN DE LAS GRABACIONES

Las imágenes tomadas sólo se conservarán el tiempo imprescindible para la finalidad perseguida. El artículo 6 de la Instrución 1/2006 , establece un plazo de cancelación máximo de un mes desde la grabación de las mismas.

Cómo habéis podido leer en este post, al instalar una cámara de videovigilancia en nuestros negocios, hay que cumplir una serie de requisitos imprescindibles, en caso contrario, estamos vulnerando la privacidad de todo aquel que visite nuestras instalaciones.

En muchos casos, nos encontramos con que la empresa instaladora del sistema de videovigilancia, una vez instalado el sistema, le da al cliente un cartel (que en la mayoría de los casos está incompleto) y con ello se piensa que ya se cumple con la normativa.

Desde LIÑAN LOPD Consultores y Auditores os recomendamos contactar con profesionales de la privacidad cuando decidais instalar este tipo de sistemas, para poder asesoraros en los pasos a seguir para cumplir con la normativa vigente en materia de protección de datos de carácter personal (LOPD).

Para cualquier consulta relacionada con este tema, podéis poneros en contacto con nosotros y os asesoraremos de forma gratuita.

0 comments on “Videovigilancia, cómo cumplir con la normativaAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *