El futuro y la privacidad. Dispositivos conectados.

Todo conectado,  ¿dónde queda nuestra privacidad?

Vivimos continuamente conectados a diferentes dispositivos desde hace tiempo y con los avances tecnológicos vamos a más.

La mayor parte de la población dispone de conexión a internet;  cómo mínimo tenemos un móvil conectado a Internet o  una tablet, están de moda las pulseras de actividad que miden nuestro ritmo cardiaco, calorías que quemamos, gps, etc.

El Internet de las Cosas o IoT (Internet of Things) ha llegado para quedarse.

Frigoríficos inteligentes que nos avisan cuando faltan alimentos y hacen la compra online, cerraduras que se abren con el smartphone sin necesidad de llaves, persianas que se activan en función de la luz solar,  lavadoras que pesan la ropa e, incluso se comunican solas con el servicio técnico si hay una avería.

Estos dispositivos inteligentes tienen la misión de hacer nuestra vida más fácil, pero, ¿qué pasa con los datos que recogen?

Estos dispositivos están conectados a Internet, por lo que no están exentos de sufrir ataques o hackeos por terceras personas

Estos dispositivos podrían acabar controlados por personas no autorizadas, haciéndose con el control del dispositivo o bien con los dispositivos conectados con el miSmo.

Tenemos el caso de Echo, el altavoz de Amazon que se encuentra en una escucha permanente para hacer pedidos en la web y se activan con una orden cualquiera. Hace unos días fue noticia la historia de una niña de EEUU que pidió con el ECHO  de su madre una casa de muñecas sin autorización de sus padres.

Otro caso es el de los juguetes inteligentes. My friend Cayla y el robot i-QUE fueron noticia el pasado mes debido a que contienen micrófonos y envían las conversaciones grabadas de los niños a una empresa para fines publicitarios.

En resumen, la tecnología facilita nuestra vida, pero también hace nuestra privacidad más vulnerable debido a la gran cantidad de datos que estos dispositivos conectados almacenan sobre nosotros, y de los cuales perdemos el control.

Los fabricantes de estos dispositivos se encuentran en una lucha constante para ofrecer a los consumidores software que se actualice para que parcheen los posibles problemas de seguridad.

Pero esto no siempre es así. Hay compañías a las que sólo le interesa la venta a gran escala de los dispositivos inteligentes que fabrican, sin cuidar la seguridad de los mismos.

Nuestro consejo es leer las instrucciones de los dispositivos inteligentes que decidamos adquirir, así como saber que datos de carácter personal van a quedar captados por el dispositivo, el tratamientos que se va a realizar de los mismos y con qué finalidad.

 

0 comments on “El futuro y la privacidad. Dispositivos conectados.Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *